Gangsters del “Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual” clausuraron tres edificios de la Academia de Música Fermatta por una supuesta denuncia de la empresa Microsoft en busca de software sin licencia.

A continuación el comunicado de la escuela de música:

El pasado 19 de febrero, con granaderos y policías, agentes del I.M.P.I. clausuraron tres edificios de la Academia de Música Fermatta de manera ilegal y con uso desproporcionado de la fuerza pública, intimidaron a alumnos, personal y padres de familia a abandonar las instalaciones del inmueble.

Esta historia empezó el pasado 30 de enero, cuando Fermatta recibió una visita de agentes del I.M.P.I. (Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual) con la intención de realizar una inspección dirigida a la razón social denominada “Instituto de Música Fermatta S.C.”; dicha inspección fue solicitada por la empresa Microsoft, quienes a través de sus representantes legales en México, argumentan estar en búsqueda de software utilizado sin licencia de la misma empresa.

Es importante mencionar que el personal de la Academia de Música Fermatta accedió en todo momento a que las instalaciones fueran inspeccionadas, incluso cuando la razón social “Instituto de Música Fermatta S.C.” no existe ni corresponde a dicha institución y las direcciones de los inmuebles citados eran incorrectas, lo cual dentro de un verdadero estado de derecho anularía cualquier validez y obligación legal del actuar de la autoridad.

Durante la visita mencionada, personal de Fermatta le informó al representante de Microsoft que todo el equipo de cómputo utilizado dentro de la institución es marca Apple y que no utilizan ningún software de Microsoft. Si bien Fermatta actúo en todo momento en absoluto apego a las Leyes, los agentes del I.M.P.I., al ver que el personal de la institución preguntaba acerca de las inconsistencias mostradas, se negaron a realizar la inspección, maquillando los hechos de tal forma que hicieron aparecer que el personal no cooperó con ellos buscando así justificar su futura intervención.

“Mi jefe es amigo del director del I.M.P.I. y Microsoft nos contrató para hacer visitas al azar.” comentó el abogado de Microsoft cuando fue cuestionado el por qué de la naturaleza de su inspección a la Academia.

Días después, la empresa que representa los intereses legales de Fermatta, ingresó un escrito formal al I.M.P.I. referente a la inspección.

Sin recibir contestación alguna, el día 19 de febrero del 2014, inspectores del I.M.P.I. se presentaron en las instalaciones de Fermatta con policías y granaderos en un operativo en el cual de manera autoritaria, inusual y abusiva desalojaron a personal administrativo, docente, padres de familia y alumnos, obligándolos a abandonar las instalaciones de los distintos campus, como si se tratara de acciones desplegadas en contra de una organización delictiva, tomando el control, autoridad y responsabilidad de los accesos de dichos plantel.

Los hechos mencionados ponen en evidencia al I.M.P.I. con una clausura completamente ilegal e injustificada en contra de una razón social completamente inventada por ellos. Descaradamente, el día de 26 de febrero del 2014, el I.M.P.I. publicó en la página principal de su sitio oficial el documento acerca de la clausura, el cual expone claramente el nombre de la falsa razón social mencionada.

El equipo legal en defensa de Fermatta acudió a diferentes dependencias, incluyendo el I.M.P.I. donde el Subdirector Divisional de Infracciones Administrativas en Materia de Comercio de nombre Román Iglesias Sánchez comentó que “basta una simple suposición para considerar INFRACTOR a Fermatta.” en relación al supuesto uso de Licencias de Microsoft, fincando imputaciones dolosas e infundadas.

Lo que es un hecho lamentable, es que grandes corporaciones del tamaño de Microsoft, tengan tanta influencia sobre las autoridades e instituciones gubernamentales de un país; irónicamente Fermatta NO UTILIZA software de Microsoft, pues es una institución basada completamente en sistemas Apple y no obstante lo anterior dichas autoridades procedieron satisfaciendo los intereses de microsoft, quienes junto con los agentes del I.M.P.I. entraron a la fuerza a una institución privada para actuar en beneficio exclusivo y al servicio de una empresa transnacional, privando el Derecho Constitucional de acceso a la educación a sus alumnos y de acceso al trabajo lícito a sus colaboradores.

Vivimos con un gobierno que permite cientos de miles de copias de software, películas y música pirata vendidas al público diariamente y que prefiere atentar en contra de instituciones de educación a nivel superior que verdaderamente aportan al país; prefieren obstruir la educación de multitudes de alumnos y a cientos de personas de poder desempeñar su trabajo.

Es alarmante que nuestro país llegue a estas instancias, pues el día de mañana nadie nos podrá garantizar que un escuadrón de granaderos se introduzca en nuestros hogares sin facultad legal que nos proteja como individuos.

El I.M.P.I. no se da cuenta que el atacar a una institución experta en derechos de propiedad intelectual como lo es Fermatta y que educa a su juventud al respecto, es una contradicción total de sus ideales y simplemente deja ver en claro que lo frágil que son los principios de este tipo de entidades oficiales.

Desde hace 20 años, Fermatta se ha ganado el respeto y el prestigio como una de las instituciones líderes en educación musical a nivel superior, no solamente en México, sino a nivel internacional; es una de las instituciones fundadoras de la International Association of Music Colleges and Universities (IAMCU) y son la primer institución de educación musical a nivel profesional en impartir licenciaturas avaladas por la Secretaría de Educación Pública en México, con la intención de brindar los mejores beneficios a sus alumnos y con la misión de enriquecer, aportar y mejorar la cultura de México.

Por el prestigio y peso indiscutible de sus directivos, egresados, alumnos y grandes personalidades de la industria musical que han asistido a Fermatta como Jack White, Chad Smith (Red Hot Chili Peppers), Steve Vai y Matt Sorum entre muchos otros, verdaderamente este no es un golpe hacia Fermatta, es un fuerte golpe a la educación, a la industria musical y la cultura en México, que sin lugar a dudas daña el nombre y la imagen del país.

Fermatta no permitirá que el I.M.P.I. prive a sus alumnos de su derecho al acceso a la educación y en este momento Fermatta responde a esta situación con solidez, compromiso, responsabilidad y por medio de todas las vías legales disponibles reanudará sus actividades el próximo jueves 6 de marzo y contempla recurrir a instancias internacionales si la corrupción, abuso e injusticia de las autoridades locales persiste

Hasta que no podamos vencer el abuso de poder del gobierno, nuestro país no avanzará.

Fin del Comunicado.