Gran indignación ha causado la noticia y foto del Rey Juan Carlos tomándose una foto junto al cadáver de un elefante que el mismo mato.

Y quizas la foto no se hubiera hecho publica ni la noticia si no fuera porque el rey se ha lesionado en su aventura por Botsuana.

Rey Juan Carlos mata a Elefante por diversion
Click para ampliar

Entertainment Earth

Tras un viaje de diez horas desde el país africano a España, el rey Juan Carlos ha sido operado esta madrugada de una fractura de cadera. El Monarca, de 74 años, se encontraba en un viaje cazando elefantes en el país africano cuando, estando en el campamento de la expedición, se cayó. Fue trasladado urgentemente a Madrid, donde el doctor Ángel Villamor le ha operado. En la intervención, le han colocado una prótesis.

Don Juan Carlos tropezó en unas escaleras en la madrugada del viernes cuando iba al cuarto de baño y se rompió la cadera. Pasaron 30 horas hasta que la Casa del Rey informara de que éste había sufrido el accidente en Botsuana y había sido intervenido en una clínica madrileña.

La repatriación, que duró 10 horas, fue organizada por la embajadora de España en Windhoek (Namibia), María del Carmen Díez Oreja, porque España no posee embajada en Botsuana. La embajadora contó con la ayuda del cónsul honorario de España en el país, el hombre de negocios italiano Guido Renato Giachetti. La embajadora hizo esas gestiones pese a no estar aún acreditada en Botsuana donde tiene la intención de hacerlo en breve. Díez Oreja rehusó hacer declaraciones a este periódico.

La Casa del Rey no había informado de la presencia del Rey en Botsuana ya que no suele hacerlo cuando se trata de actividades privadas. Tras la caída fue atendido por el médico que le acompañaba. No pasó por ningún hospital antes de ser repatriado, según fuentes locales.

El Rey se desplazó en un avión privado y regresó en otro. No usó para este desplazamiento ningún Falcon de las Fuerzas Aéreas, según han confirmado fuentes gubernamentales. El primer comunicado sobre el ingreso hospitalario del Rey, difundido sobre las nueve de la mañana de este sábado dice: “Su Majestad el Rey ha sido intervenido quirúrgicamente de su cadera, esta madrugada, en el Hospital USP San José (Madrid) por Ángel Villamor. Don Juan Carlos había sufrió una fractura en tres fragmentos de la cadera derecha, asociada a artrosis de dicha articulación. Se ha realizado una reconstrucción de los fragmentos de la fractura femoral, colocándose en el mismo acto quirúrgico una prótesis de cadera”.

El doctor Ángel Villamor es el mismo médico que el año pasado operó a don Juan Carlos de la rodilla y después del pie. Por la tarde ha comparecido para detallar la intervención, ha asegurado que el Monarca permanecerá ingresado cuatro o cinco días y se incorporará a su despacho en un plazo máximo previsto de 10 días. Estaba previsto que iniciase la rehabilitación este mismo sábado. “Con la prótesis que le hemos puesto”, ha contado el médico, “pretendemos no tenerle que operar nunca más de esa cadera. La fractura tenía varios trazos, y suponía un estallido de la zona más alta del fémur. Hemos conseguido sustituir la articulación desgastada por una prótesis aprovechando que teníamos que sintetizar la fractura que se había producido. El resultado ha sido satisfactorio y tras la intervención Su Majestad ha pasado a la UCI. A las ocho horas ya ha subido a la habitación. Está sin dolores y prevemos que esta tarde haga la primera sesión de fisioterapia”.

Durante el día de hoy no es aconsejable que el Rey reciba demasiadas visitas, por consejo médico. Solo acudió a la clínica a última hora de la tarde la infanta Elena, aunque se esperaba la llegada del príncipe Felipe. La reina Sofía no se encuentra en España. Se marchó el viernes en vuelo regular a Grecia para celebrar la Pascua en compañia de sus hermanos y no está previsto que regrese hasta dentro de un par de días. En Madrid si están los príncipes de Asturias y la infanta Elena, que se encuentra pendiente también de su hijo Felipe, de 13 años, que está ingresado desde el pasado lunes en la clínica Quirón tras dispararse con una escopeta de calibre 36 en el pie derecho y que le ha obligado a pasar dos veces por el quirófano para que se le realizaran limpiezas quirúrgicas.

La foto que ilustra esta información había sido colgada en su página web por la empresa Rann Safaris, que organiza cacerías de elefantes en Botsuana y ofrece un safari cinegético de 14 días por 45.000 euros. Sin embargo, al mediodía su página web ha sido cerrada.

Via: El Pais