Pamela Anderson dijo que la hepatitis C, padecimiento que le fue diagnosticado en 2001, podría acabar con su vida en una década.

“Creo que me quedan 10 buenos años por vivir, lo que resulta muy triste. Tal vez 15 años, si soy afortunada”, dijo Anderson a la revista Us Weekly , en un artículo escrito por ella misma para el número del 3 de noviembre.

“Es algo que me asusta, pero últimamente me he sentido bien. Por alguna razón, mi hígado se ha puesto más saludable”.

Conoce nuestra app en facebook